Mi diario

.:: Mi diario::.

He aquí los trozos remendados de un viejo diario ultrajado y polvoriento, que antes fue privado y ya nunca más podrá volver a serlo. En sus letras despojadas de intimidad, ya no quedan secretos pero sí, frases sueltas de mis libros, recuerdos, añoranzas, reflexiones, preguntas, emociones, verdades y mentiras...
Esta página no es un blog, es mi diario ya sin velo y todavía herido, desde aquel día que le arrancaron a mi vida, la palabra: mío.
Laura.


NO ENTIENDO NADA

"... Es que estoy presa en una jaula de oro pegado en las esquinas de las paredes, en los bordes de las mesas, en las patas de la sillas, y se me rompen los dedos de querer arrancarlo con mis manos y a escondidas, para aliviarle las penas a tantas mujeres solas que luchan para sacar adelante a sus niños y niñas. Que quiero arrancarlo porque no tengo ni un sueldo, aunque sea las dos monedas a la semana que me pagaba el cura por cuidarle la huerta, un sueldo para regalarlo. Cumplo con todas esas rutinas aplastantes, ingratas y repetitivas por la imagen del príncipe y de su casa, gratuito, sólo por haberme casado con él y las facturas no son otras que las que ordena el rey, que sabe hasta la marca de tampones que uso. Que no puedo ni comprarme un helado sin su permiso “real”.
Que ser la imagen de las casas de caridad no cambia el hambre del mundo ni el desamparo ni la soledad de más de la mitad de mi gente. Que el título de princesa consorte sirve para pintar de falso ejemplo las portadas de las revistas, sembrando la envidia, cuando la realidad del palacio es un infierno. Que no sé para qué tantos coches, cuando una moto alcanza, ni tantas extensiones de tierras privadas de un solo hombre al que no le alcanzan los pies para caminarlas ni las manos para sembrarla. Ni tantas vacas lecheras, para luego tirar la leche que se pudre porque la gente no tiene monedas para comprarla, ¡que no entiendo tía!, ¡¡¡que no entiendo nada!!!
Que ni el rey ni el heredero, ni el alcalde ni el cura ni el policía, que no hay hombres en esta pocilga de mundo en el que vivimos que haga algo para cambiar toda esta mierda por otra menos inmunda. ¡Y yo no puedo hacer nada tía! Ni yo ni ninguna, que partimos con desventaja desde el primer día..."

Anaís.-
(Próximamente en Diario de una pobre princesa)



Aviso Legal | © 2017 Todos los derechos reservados | Diseñado por: MiniDatos ®